Derechos de los trabajadores durante el COVID-19

English

Existen muchas reglas nuevas para ayudar a mantener la seguridad de los empleados en el trabajo durante la pandemia del COVID-19. Revise la orientación a continuación para aprender más sobre sus derechos y los requisitos de su empleador. 

Para desacelerar la propagación del COVID-19 y garantizar que los negocios estén operando de manera segura, todos los empleados necesitan una licencia por enfermedad pagada para estar en aislamiento y cuarentena cuando estén enfermos o hayan sido expuestos al COVID-19. 

Woman working wearing a hat, apron and face mask
  1. Licencia remunerada
  2. Personas en riesgo
  3. Informar una inquietud
  4. Asistencia jurídica

Requisitos de regreso al trabajo y licencia pagada durante una emergencia de salud pública

Ley de Familias y Lugares de Trabajo Saludables (HFWA)

La Ley de Familias y Lugares de Trabajo Saludables (SB20-205, 14 de julio de 2020) requiere que la mayoría de los empleadores proporcionen licencias acumuladas además de las licencias de emergencia de salud pública. Los empleadores con menos de 16 empleados están exentos de proporcionar licencias acumuladas hasta el año 2022, sin embargo, todos los empleadores, independiente del tamaño, deben proporcionar licencias de emergencia de salud pública.

Los requerimientos de HFWA entraron en vigor el 1 de enero de 2021 y son distintos a las licencias requeridas en 2020 bajo la Ley de Licencias por Enfermedad de Emergencia Federal y las Reglas de Licencias Pagadas de Emergencia de Colorado (“HELP” Colorado). Estos requerimientos continúan hasta cuatro semanas después del vencimiento de cualquier y toda declaración aplicable de salud pública. El Gobernador Jared Polis declaró por primera vez una emergencia de salud pública debido a la presencia de COVID-19 el día 11 de marzo de 2020 y ha extendido esta declaración cada 30 días desde entonces, más recientemente el día 11 de junio de 2021. 

Licencia pagada requerida/requisitos de HFWA

  • Todos los empleadores, sin importar su tamaño, deben proporcionar licencias relacionadas con el COVID-19 a todos sus empleados. 
  • Los empleados que normalmente trabajan 40 horas o más en una semana tienen derecho a 80 horas de licencia pagada, además de sus horas acumuladas de licencia regulares. 
  • Los empleados que normalmente trabajan menos de 40 horas por semana tienen derecho a: 
    1. El número de horas que el empleado tiene programado trabajar en el periodo de 14 días después de la solicitud de licencia; o
    2. El número de horas que el empleado trabajó en los 14 días antes de la solicitud de la licencia o la declaración de emergencia de salud pública (11 de marzo de 2020), el que sea mayor

Cumplimiento con los requisitos

  • La ley aplica para todos los trabajadores de horario completo y de horario parcial.
  • La ley no aplica para trabajadores temporales, otros contratistas independientes o empleadores del gobierno federal.
  • Los empleados contratados durante una emergencia de salud pública tienen derecho a una licencia por emergencia de salud pública.
  • Todos los empleadores deben proporcionar licencias para los empleados que: 
  • Necesiten tiempo libre para recibir una vacuna contra el COVID-19 o para recuperarse de los efectos secundarios de la vacuna;
  • deban aislarse porque han sido diagnosticados con COVID-19 o tienen síntomas del COVID-19; 
  • Estén solicitando un diagnóstico, tratamiento o cuidados para una enfermedad de ese tipo, incluyendo una vacunación que no le permita a un empleado trabajar debido a una cita durante un día laboral y/o que estén experimentado efectos secundarios después de recibir una vacuna;
  • Tengan como requisito por parte del empleador o agencias de salud pública aislarse o hacer cuarentena debido a una exposición a una persona con la enfermedad o con síntomas de la enfermedad; 
  • No puedan trabajar debido a una condición de salud que podría aumentar la susceptibilidad o riesgo de dicha enfermedad; o
  • Estén cuidando a un niño u otro miembro familiar que deba hacer cuarentena o aislarse, estén recibiendo la vacuna contra el COVID-19 o que se estén recuperando de los efectos secundarios de la vacunación; o
  • Estén cuidando a un niño u otro miembro familiar cuya escuela, proveedor de cuidado de niños u otro proveedor de cuidados no esté disponible, esté cerrado o esté proporcionado instrucción remota debido a la emergencia.
  • Los empleados tienen derecho a usar licencias suplementarias relacionadas con una emergencia de salud pública por cualquiera de las condiciones indicadas anteriormente antes de usar licencias acumuladas, si la razón para solicitar una licencia cumple con los requisitos de ambas. 
  • Las licencias se pueden usar todas de una vez o se pueden dividir entre varios eventos que cumplan con los requisitos. 
  • Las licencias pagadas no son un requisito si el negocio está completamente cerrado. 

Derechos de los empleados

  • Un empleador no puede tomar medidas (por ejemplo: amenazar, disciplinar, degradar) en contra un empleado por ejercer sus derechos de licencia pagada. No pueden reportar el estado de ciudadanía o migratorio sospechado de un empleado o el estado de ciudadanía o migratorio sospechado de un familiar de un empleado a una agencia federal, estatal o local.
  • Una licencia pagada no puede ser contada como una “ausencia” que pudiera provocar el despido u otra medida en contra el empleado. 
  • Los empleadores no pueden requerir que los empleados se vacunen fuera de horas laborales. 
  • Los empleadores no pueden requerir que un empleado encuentre un trabajador de reemplazo para cubrir su ausencia para que reciba el pago de la licencia.
  • Los empleadores no pueden requerir una notificación de una licencia pagada, sin embargo, cuando sea posible, los empleados deben intentar proporcionar una notificación sobre la necesidad de una licencia pagada y hacer un esfuerzo razonable para programar una licencia que minimice las interrupciones para el empleador.
  • Un empleador no puede requerir documentación para una licencia de emergencia de salud pública. Un empleador sí puede requerir documentación para regresar al trabajo si este cree de buena fe que el empleado fue expuesto a una enfermedad contagiosa que podría continuar más allá del periodo de licencia.  
  • Cualquier información de salud o seguridad personal que los empleadores reciban debe ser tratada como registros médicos confidenciales. Esta información se debe guardar en archivos separados de los otros documentos del personal y no se puede compartir con otras entidades a no ser que el empleado proporcione su consentimiento de antemano. 
  • Los empleadores no pueden requerir que los documentos tengan una firma, estén certificados ante notario o que tenga un formato en particular. Se puede presentar la documentación mediante cualquier método razonable, incluyendo electrónicamente. 
  • Los empleadores NO tienen como requisito proporcionar reembolsos de licencias pagadas no usadas a los empleados que hayan sido despedidos, hayan renunciado, jubilado u otra separación del empleo. 

Ayuda legal

Bajo la ley de Colorado, las licencias pagadas son consideradas “sueldos”. Un empleado a quien se le niega una licencia pagada puede:

  • Presentar un reclamo por sueldos no pagados de hasta $7,500
  • Presentar una demanda judicial si le han enviado al empleador una demanda por escrito y le han dado al empleador al menos 14 días para responder
  • Presentar un reclamo por represalias ilegales o interferencia con sus derechos

Para obtener más información, revise la Notificación Interpretativa y Opinión Formal de los Estándares y Estadísticas del Departamento de Trabajo de Colorado en relación con el proceso de investigación de reclamos de sueldos, visite el sitio web, hable al 303-318-8441 o envíe un correo electrónico a cdle_labor_standards@state.co.us.

Requisitos de los empleadores

Todo empleador debe:

  • Notificar a los empleados por escrito sobre el derecho a recibir una licencia pagada, con las cantidades y por los propósitos de la Ley de Empleados y Lugares de Trabajo Saludables, sin tomar represalias; y 
  • Exhibir un poster informativo de la División de Estándares y Estadísticas Laborales en todos los idiomas que sean el principal idioma hablado de al menos un 5% de su fuerza laboral. 

Recursos para empleadores 

La Ley del Plan de Rescate Estadounidense de 2021 (ARP, por sus siglas en inglés) permite que los empleadores de tamaño pequeño y mediano, además de ciertos empleadores gubernamentales, soliciten créditos tributarios reembolsables para recibir un reembolso por el costo de proporcionar licencias por enfermedad pagadas y licencias familiares a sus empleados debido al COVID-19, incluyendo licencias tomadas por los empleados para recibir o recuperarse de vacunaciones contra el COVID-19.  

  • Los créditos tributarios de ARP están disponibles para los empleadores que cumplan con los requisitos que paguen licencias por enfermedad o licencias familiares para las licencias entre el 1 de abril de 2021 y el 30 de septiembre de 2021. Para obtener más información, vea la hoja informativa del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés).  
  • Un empleador que cumple con los requisitos es cualquier negocio, incluyendo organizaciones exentas de impuestos, que tenga menos de 500 empleados. Los trabajadores independientes cumplen con los requisitos de créditos tributarios similares. 
  • Los derechos y responsabilidades de las licencias pagadas no dependen de los créditos tributarios o de la disponibilidad de subsidios. Todos los estatutos y reglas de licencias pagadas, federales o estatales, han exigido tales licencias incluso si tales créditos o subsidios vencen o no están disponibles. 


Otros requisitos de licencias pagadas más allá de las licencias pagadas de la emergencia de salud pública 

A partir del 1 de enero de 2021, los empleadores con más de 16 empleados deben proporcionar, como mínimo, 1 hora de licencia pagada por cada 30 horas trabajadas por un empleado, con un mínimo de 48 horas. 

Esta licencia se puede utilizar:

  1. Para cualquier enfermedad, lesión o condición de salud mental o física que no le permita trabajar al empleado; 
  2. Para recibir un diagnóstico médico, atención o tratamiento para una enfermedad, lesión o condición de salud mental o física; 
  3. Para recibir atención médica preventiva;
  4. Para cuidar a un miembro familiar en cualquiera de las mismas situaciones;
  5. Para abordar ciertas necesidades si el empleado o miembro familiar del empleado ha sido víctima de abuso doméstico, agresión sexual o acoso;
  6. Si debido a una emergencia de salud pública, se ordena que cierre el lugar de trabajo del empleado o la escuela o centro de cuidados del hijo del empleado. 

Un empleador puede contar las licencias acumuladas no usadas dentro de la licencia suplementaria de emergencia de salud pública. A partir del 1 de enero de 2022, todos los empleadores, sin importar su tamaño, deben proporcionar esta licencia pagada acumulada. 

Todavía no han entrado en vigor las licencias pagadas de mayor duración bajo la Ley de Seguro de Licencia Pagada Familiar y Médica (PFMLIA, por sus siglas en inglés). PFMLIA llegó a ser ley con la aprobación de la Propuesta de Ley 118 dentro de una votación estatal en el año 2020. PFMLIA proporciona hasta 12 semanas de licencia pagada para diversas necesidades familiares y médicas. Sin embargo, PFMLIA ordena un cronograma específico de planificación, financiación e implementación para ese sistema de licencia pagada. Bajo ese cronograma, PFMLIA solamente proporciona licencia pagada a partir del año 2024.

Notificaciones oficiales: